Como hacer un render: La planificación del trabajo 1/2

Por: Pablo A. Martín

Más quisieramos....
Fuente: Desconocida, a través de una página de Facebook. También es válido para 3ds Max ;)

 

Esta imagen que veis aquí arriba ilustra triste pero perfectamente la situación de varias ramas del diseño gráfico a ojos del cliente: los que hacemos “dibujitos” solo nos dedicamos a saber donde pulsar para conseguir los resultados más rápidos posibles y por lo tanto no es un trabajo que se deba tomar muy en serio o pagar decentemente. Total, enséñame cuales son los botones y ya lo hago yo en un momento.

 

Como la creatividad no es algo tangible ni que se pueda medir en parámetros sencillos tenemos problemas en este aspecto, aunque por lo demás tenemos el mejor trabajo del mundo ;)

 

A la hora de plantearse un trabajo de visualización 3D y llevarlo a cabo, hay que seguir unos cuantos pasos que comúnmente se suelen obviar u olvidar y que son necesarios para poder tener imágenes decentes en tiempo limitado.

 


1º.- Planificar qué se quiere enseñar

 

El mayor error de los aficionados o principiantes en la materia es hacer el modelo del proyecto entero y luego ya si eso, ver que cámaras vienen bien y cuantas imágenes se pueden meter en el panel. Al igual que en el cine o las series de televisión existe el concepto de cuarta pared, a la hora de hacer render si antes de generar el modelo planificamos cuantas imágenes vamos a hacer y desde donde, podremos librarnos de hacer parte del modelo, en ocasiones gran parte.

 

Baño para reforma. 2012
Aquí solo está hecho lo que se ve. De hecho, lo estáis viendo desde fuera para que se pueda entender mejor. Cliente: Freeland Interiorismo

 

Esto además tiene ventajas secundarias: menos modelo, menos recursos del ordenador vas a gastar; tener las imágenes predefinidas ayuda también a saber a qué escala vamos a tener que meter detalle. Y hablando del tema, pasamos al segundo punto

 


2º.- La escala y el encuadre

 

En arquitectura se nos enseña desde la primera semana de clase que los planos tienen que tener diferente nivel de detalle dependiendo de la escala a la que lo vayamos a dibujar o imprimir. Sin embargo nos olvidamos de todo eso a la hora de hacer un modelo 3D, y utilizamos el mismo para el render de entorno que para el del interior del salón.

 

¿Significa que tenemos que hacer dos? Que perezaaaa. No, significa que si lo has planificado, puedes hacer el modelo con muy poco detalle, específicamente preparado para la imagen de entorno, y cuando vayas a hacer la del interior aumentar el detalle solo en la estancia que se vaya a ver.

 

Peroooo, ¿y si no se de antemano como va a quedar el encuadre y necesito tener el modelo para probar cámaras? Si, eso nos pasa a todos. La planificación no implica que no tengas que hacer pruebas antes, pero si que las hagas con el mínimo esfuerzo; hazte las cuatro paredes, el suelo y mete el hueco de la ventana, con eso ya puedes hacer las pruebas. Si necesitas saber si va a aparecer un sofá, mete un prisma de su tamaño y comprueba si se ve. Ese es el proceso ideal.  

 

Habitación en proceso1
Después de comprobar que el encuadre es el correcto, es recomendable empezar a meter detalle en las zonas que más aporten a la escena, como la cama en este caso

3º.- Iluminación

 

Es uno de los pasos más difíciles, si no el que más. No basta con colocar una bombilla por ahí y un foco que haga de Sol. No al menos si queremos que queden bien. El conocimiento de técnicas usadas en fotografía y como actúan las luces en la realidad o en otros campos del entretenimiento es bastante importante. No hace falta ser un experto en estas áreas, pero saber que cuando hacen fotografías para revistas de interior se colocan varios focos y reflectores detrás de la cámara, ayuda.

 


4º.- Materiales

 

Es muy fácil tener una biblioteca de texturas de 50 tipos de madera diferentes, pero justo el que te pidan no estará. Hay que saber hacerlas y modificarlas, por si necesitas que la veta vaya en otra dirección, por ejemplo, o que el aparejo del ladrillo sea otro. Y no, normalmente no es buena idea modelarse los ladrillos.

 


5º.- Mobiliario y decoración

 

La situación es muy similar a la de los materiales. Puedes tener una biblioteca de 200 sofás, que el que quieras no estará. Además aquí entramos en un terreno muy pantanoso, porque modelar un mueble concreto, o, en casos más peliagudos todavía, un árbol de una especie específica, puede y suele llevar más tiempo que en realizar el resto del trabajo. Las soluciones son varias: conformarte con lo que tienes (en este caso ya puedes ir invirtiendo mucho tiempo, dinero o ambas cosas en tener una biblioteca enorme de verdad), aprender a modificar modelos y texturas complejas (el punto intermedio y la opción que en mi caso mejor me viene: no solo es tener muchos árboles sino saber modificar el número de hojas y su color por si alguien quiere un render otoñal, o tener un número limitado de camas pero dedicar tiempo a cambiar la textura de las mantas y sábanas para que cuadren bien o modificar el modelo para ajustarlo a la medida exacta o al cabecero sin conformarnos con el comando de escala) o modelar todo lo que aparezca en nuestra escena (muchas horas y trabajo extra que posiblemente no te puedas permitir). Modelar un jarrón con flores para decorar el salón es perfeccionismo.

 

Habitación en proceso1
Al final el cliente rechazó esta propuesta, asique nunca llegué a terminarla, se quedó a medio camino como veis.

 

Ya está disponible aquí la segunda parte de este artículo con los puntos del 6 al 10.  Espero que os guste!


Escribir comentario

Comentarios: 0