6 consejos para un buen portafolio de visualización 3D

Por Pablo A. Martín

Buenas a todos,

 

Cuando estás buscando trabajo (o clientes) en el sector de la infoarquitectura el elemento más importante con el que vamos a diferenciarnos y que nos marca la posibilidad de conseguir una entrevista o reunión es el portafolio. Por delante del currículum y los títulos o certificados. He visto ofertas de trabajo en sitios como Londres y Nueva York para gente especializada en 3D arquitectónico donde ni siquiera te piden el CV, te dicen algo del tipo “mándanos un PDF con tus 5 mejores imágenes, si nos gustan contactaremos contigo para pedirte más datos” (sacado de una oferta real).

 

La pregunta que nos podemos hacer es obvia, ¿Cómo debe ser un buen portafolio de infoarquitectura? Obviamente cada maestrillo tiene su librillo, pero he aquí algunos consejos que me han sido útiles los últimos años:


  •  1.- Calidad mejor que cantidad:

 Cuando ya llevas muchos años en esto (en infoarquitectura se considera a veces muchos años con solo 5, asique esto es relativo) se te van acumulando las imágenes que consideras dignas de presentar en un portafolio, y cuesta decidirse. A veces incluso te puede parecer que con un portafolio inmenso muestras más tu experiencia en el campo, pero suele ser contraproducente porque se diluye la importancia de cada una y al final acaba aburriendo. Céntrate mejor en poner unas pocas imágenes representativas. Si no puedes decidirte, pídele a otro que lo haga por ti, a ser posible alguien que tenga un perfil parecido a la empresa o cliente al que vas a mandárselo (un arquitecto por ejemplo, en mi caso).

  • 2.- Diferenciar entre imágenes profesionales, académicas y personales:

 Esto es básico. Con cada imagen que pongas en el portafolio tienen que venir algunos datos, como la fecha de realización, el software utilizado (si varía dependiendo de la imagen) o si, por ejemplo, forma parte de una animación. Sin embargo, lo más importante de todo es dejar claro si la imagen está realizada de forma personal, académica (para un proyecto en la carrera o de un curso de 3D, da igual) o para un cliente. Obviamente este último tipo de imágenes son las que tienen más valor, porque aunque no suelen tener tanta calidad como las personales por razones obvias como el límite de tiempo o los requerimientos del cliente, precisamente por eso el destinatario va a ver que eres capaz de desenvolverte en el entorno profesional, con un resultado adecuado.

 

La gente (yo mismo también) tiende a pensar que las imágenes de un proyecto personal tienen mejor calidad porque puedes dedicarle todo el tiempo del mundo. Las académicas, aunque tienen límite de tiempo, son o de un proyecto propio que conoces al dedillo o un ejercicio académico que puede haber contado con la ayuda de un profesor o haberse realizado con parámetros específicos. Conclusión: Ante la duda, la imagen profesional suele ser mejor opción.

Infoarquitectura portafolio
Imágenes como ésta desaparecieron de mi portafolio impreso hace tiempo por ser académica, no por tener poca calidad
  • 3.- Actualización constante:

 Esto no es nada nuevo, hay que hacerlo en cualquier tipo de CV o portafolio. El 3D, como cualquier disciplina centrada en una técnica en constante evolución, es algo que se pierde con el tiempo si no se practica. Si empezaste en 2010 y sigues actualmente, pon infografías de cada año, para que se note que vas mejorando, siempre y cuando tus imágenes del 2010 sean de una calidad digna, por supuesto. 

  • 4.- Dejar claro tu “background”:

 Esto es un poco polémico a veces, pero yo estoy totalmente de acuerdo: Por mucha calidad técnica que tengas, si no tienes conocimientos de encuadre, composición, iluminación, fotografía, mobiliario o arquitectura, vas a tener problemas cuando te enfrentes a ciertos tipos de cliente. No hace falta, obviamente, que te hagas la carrera de Arquitectura o Diseño Gráfico para hacer 3D, pero si pones en el portafolio un par de fotografías que demuestren que tienes habilidad con una cámara a un buen nivel, ganas muchos puntos. También si pones un par de planos o bocetos de los proyectos que realizas en 3D. Eso sí, sin pasarse, lo importante son los render.

Dibujo boceto portafolio
Este miniboceto que hice hace mil años al comenzar la carrera queda bien como añadido al portafolio, ya que explica que ademas de dominar la herramienta de 3D eres capaz de manejar un lápiz (o pilot en este caso)
  •  5.- Dar datos de proceso:

Otro dato que da confianza es que te molestes en explicar algo sobre las imágenes que muestras. No me refiero a poner un texto tipo revista explicando los pormenores de realización de cada render, pero sí un par de líneas explicando algunos datos que puedan ser útiles a la persona que lo vaya a ver. Sin quitar protagonismo a la imagen, vuelvo a decir. Por ejemplo, "estas imágenes se realizaron en solo dos días" o "la elección del mobiliario es propia ya que el cliente lo dejó en nuestras manos"

  •  6.- Estilos de render:

Como en todos los trabajos, hay que adaptarse a donde mandes el portafolio. No es lo mismo una inmobiliaria que un arquitecto dedicado a concursos. Busca en la web qué tipo de imágenes son las habituales y adapta el portafolio a ello, a lo mejor no del todo pero sí centrarlo en un estilo acorde a lo que se te pueda pedir.

Render conceptual portafolio
Este tipo de cosas a una inmobiliaria nunca le hacen mucha ilusión (2006, Bryce, académico)

 

Bonus: Las imágenes grandes y a buena resolución.

 

¿Qué os ha parecido, estáis de acuerdo o no? ¿Qué estilo tenéis para vuestro portafolio? Comentadme un poquito si os apetece, y si no, pinchad aquí en el “me gusta” para hacerme saber que os ha parecido interesante. ¡Nos vemos en la próxima!

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Javier (martes, 06 mayo 2014 12:12)

    Buenas! He llegado al artículo de casualidad y la verdad es que ha sido una suerte encontrarlo; justo estaba preparando mi portfolio para enviarlo a algunas empresas. Es difícil encontrar por ahí buenos portfolios dedicados exlusivamente a infografías y me parecen realmente útiles y acertados los consejos que dáis. Los tomaré todos!

    Muchas gracias y enhorabuena!

  • #2

    Pablo A. Martín Pérez (martes, 06 mayo 2014 12:18)

    Buenas Javier,
    Me alegro mucho de que te hayan parecido útiles. Ánimo con ese portafolio!
    Un saludo,
    Pablo

  • #3

    Dana Rizo (viernes, 13 junio 2014 03:16)

    Pablo, me ha gustado mucho el artículo, vivo en Miami hace unos meses, y quiero comenzar a hacer renders aquí. Hacía renders en barcelona y aquí no sabía muy bien cómo entrar en el mercado. Creo que voy a aplicar tu consejo y mandar renders a empresas.... 5 imágenes ;)

    Thanks

  • #4

    Pablo A. Martín Pérez (viernes, 13 junio 2014 10:08)

    Hola Dana!
    Me alegro mucho que te haya sido útil el artículo. De Barcelona a Miami, guau! ¿Estás intentando establecerte por tu cuenta o buscar trabajo en una empresa? Espero que te vaya muy bien por allí!
    Un saludo, Pablo

  • #5

    fernando (sábado, 18 julio 2015 23:48)

    que buen metodo para resolver nuestra dudas bro un abrazo

  • #6

    jose luis (sábado, 23 enero 2016 23:49)

    Soy un estudiante de arquitectura realizando el proyecto. Me ha parecido muy interesante este artículo ya que me estoy planteando una vez acabar la carrera centrarme en hacer infografias arquitectónicas. Quería preguntarte que posibilidades y consejos tengo de introducirme en este mundo y si hoy en día este mundo está en movimiento. Tengo un nivel para hacer infografias poro no a nivel profesional.
    Gracias y espero tu respuesta